Reseña: Lo que el viento se llevó

Lo que el viento se llevóLo que el viento se llevó de Margaret Mitchell
estrella1estrella1estrella1estrella1estrella1

“Scarlett O’Hara no era bella, pero los hombres no solían darse cuenta de eso hasta que se sentían ya cautivos de su embrujo.


Leído para el 2016 Reading Challenge #04: A book you haven’t read since high-school.

Lo que el viento se llevó: la historia de como el orgullo puede destruir una vida. Una tumultuosa historia de amor capaz de romperle el alma a cualquiera (haciendo horrocruxes: 1,2,3, así de fácil!).

description
Leí este libro por primera vez cuando tenía 13 años y, como todo lo que se lee a esa edad tan impresionable, me marcó para siempre.

Luego de eso lo releí innumerables veces. Pero solo mis escenas favoritas: la barbacoa en Doce Robles, la rifa, la huida durante la caída de Atlanta, la visita en la cárcel, la petición de matrimonio y todo lo que pasa después de la boda. En definitiva, todos los momentos Rhett-Scarlett y nada más.

Esta es mi primera relectura total y absoluta. Y me di cuenta de cuantas cosas pase por alto hace 12 años atrás: el intenso y fanático patriotismo, la arraigada creencia en el honor, el profundo pero contradictorio racismo…

“¡Que estúpidos eran los negros! Nunca se les ocurría nada. ¡Y pensar que los yanquis querían liberarlos!”

“Los yanquis ignoran que los negros son como niños, que hay que tratarlos con dulzura, dirigirlos, ser amables con ellos, mimarlos, reñirlos cariñosamente. No los quieren, no tienen confianza en ellos, no los comprenden y, sin embargo, no dejan de gritar a todos los vientos que los sudistas no saben tratarlos.

Scarlett tenía más confianza en los negros que en la mayor parte de los blancos, y desde luego mucho más que en cualquier yanqui. Había en ellos una lealtad, un apego sin límites, un amor que nada podía alterar, que ninguna suma de dinero podía comprar.”

Un racismo romantizado, pero jamás impuesto al lector. La historia no te obliga a entenderlo, ni justificarlo. Solo aceptarlo como un hecho que fue.

Y no es el racismo lo único contradictorio, sino también: la guerra, la moral, el miedo y la soledad. Lo que el viento se llevó, da para un análisis digno de una tesis. Con sus numerosos temas, sus distintos matices y perspectivas, y sus diversos personajes. Tantos personajes que resulta increíble pensar que Miss Mitchell haya sido capaz de darles profundidad a cada uno, pero lo hizo.

Desde la dulce y perfecta madre que esconde un oscuro corazón roto. Pasando por la prostituta bondadosa, el asesino misogino que ama sentirse necesitado, el esposo caballeroso y perfecto que ama a su mujer pero desea a otra, la dulce dama capaz de dar muerte a un hombre sin remordimiento. Hasta cada uno de los vecinos, que se complementan y dan realismo con sus múltiples y antagónicos defectos y valores.

Y, en medio de todo eso, los venenosos, encantadores y orgullosos: Rhett y Scarlett.

“Ambos nos parecemos muchos. Somos, querida, unos renegados y unos pícaros egoístas. A ninguno de ambos nos importa un comino que el mundo se vaya al diablo, siempre que nosotros quedemos salvos y cómodos.”

Capaces de amar y hacer sufrir como nadie.

El no quiere tu alma, el muy idiota, y yo no quiero tu cuerpo. Puedo comprar los cuerpos de mujeres que quiera, y baratos. Pero quiero tu corazón y tu alma, y nunca los tendré. Lo mismo que tú no tendrás nunca la mente de Ashley. Y por eso es por lo que te compadezco.”

Nunca he leído dos personajes tan despreciables, viles y egoístas capaces de provocar un sentimiento más profundo de admiración y esta necesidad, casi instintiva, de querer protegerlos de ellos mismos hasta (el desgarrador pero necesario y perfecto) final.

description

Un clásico que nos muestra una ventana a la destrucción de un ideal y el inicio de un nuevo mundo. Que nos envuelve con dudosas morales y aún más dudosos honores, y nos hace querer permanecer allí por siempre. Que está repleta de personajes inolvidables, paisajes mágicos y sueños rotos. Y que tiene la historia de amor más épica que pueda existir.

“Con el espíritu de su raza, que se niega a reconocer la derrota, aún cuando la mire fijamente, cara a cara, Scarlett levanto la cabeza.”

View all my reviews

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s