Reseña | Mistborn Libro II: The Well of Ascension

The Well of Ascension
The Well of Ascension de Brandon Sanderson
estrella1estrella1estrella1estrella1estrella1

“Elend, what are we going to do?”
He looked at her for a moment, then turned back toward the city and its people.
“We are going to do what Kelsier taught us, Vin. We’re going to survive”


Discúlpenme mientras me muero.

Lord Ruler, este libro ha sido toda una experiencia. ¡Y que experiencia! Considérenme stalker obsesionada fan de Sanderson.

Luego del final de The Final Empire tenía mis dudas con respecto a la continuación: creía que era imposible que mantuviera la chispa. Estaba equivocada, porque este libro me ha gustado aún más que el primero.

En esta segunda entrega, Sanderson mantiene la acción, las intrigas y las luchas de poder, al tiempo que ahonda en las conspiraciones políticas y en el misterio que aún supone “The Deepness”. Añádele a eso plot-twist, tras plot-twist, tras PLOT-TWIST y ¿qué obtienes? Una trama cautivante que no solo logra entretener, sino también sorprender.

Eso sin hablar del desarrollo magistral de los personajes. Me ha maravillado la humanidad con la que se retratan los defectos, las pasiones, la locura, las dudas y los temores de cada uno de los personajes, tanto conocidos como nuevos. Dándoles matices y carácter. Borrando la línea entre los buenos y los malos. Aquí, cada héroe tiene un toque de villano, y cada villano un toque de héroe. Por lo que es imposible simplemente amarlos u odiarlos.

[Aplausos especiales para:

  • Tindwyl: por ser la voz de la razón y articular todo eso que el lector piensa y ningún otro personaje se atreve a decir.

“A crown?” he asked. “The Lord Ruler didn’t wear a crown.”
“The Lord Ruler didn’t need to remind people that he was in charge,” Tindwyl said.

  • Zane: su “locura” me ha encantado. Además de que, después del Lord Ruler, es el personaje más intrigante y complejo de la serie. Ovación de pie para él.

“Kill him,” God whispered. The voice spoke every time he saw a person—it was Zane’s quiet, constant companion. He understood that he was insane. He found insanity no excuse, however, for irrational behavior. Some men were blind, others had poor tempers. Still others heard voices. It was all the same, in the end. A man was defined not by his flaws, but by how he overcame them.

El único “pero” que le he encontrado a este libro es el mismo del primero: la narrativa. Ciertamente esta es la debilidad de Sanderson, quien carece de sutileza al momento de introducir nuevos elementos. Cada vez que nos presenta algo/alguien nuevo bombardea toda la información, cual artículo de Wikipedia, en vez de dejar que el conocimiento fluya con la historia (casi siento que podría escribir una enciclopedia acerca de los koloss y, en serio, ya sabemos como funciona la quema de metales. Please, stop).

Pero ¿saben qué? Se lo perdono. La historia logró envolverme y consumirme. Inclusive cuando no estaba leyendo estaba pensando en ella. El suspenso me hizo paranoica, el misterio me mantuvo forjando teorías, el desenlace me aceleró el corazón, el final deshizo y superó todas mis expectativas. Así que sí, le perdono todo.

 “When you can’t have both freedom and safety, which do you choose?”



View all my reviews

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s